salir del verazMuchas personas tiene la creencia errónea que si no refinancian sus deudas no podrán jamás salir del veraz ni del Banco Central, y así al aceptar refinanciar, caen en una nueva deuda por montos mucho mayor del que realmente debían, y con el agravante que aun así no pueden desafectar sus firmas.

Entonces la pregunta que nos realizan es: Debo refinanciar mis deudas y pagar los montos que me piden los acreedores?… Y si estos “Estudios de Cobranzas” están en una provincia o ciudad distinta a la que vivo, si pago lo que me piden que garantías tengo que no me cobrarán más?…

Y por último, y quizás la pregunta más difícil de responderse esas personas, cuando pague lo que me piden, me desafectarán la firma para poder salir del veraz, o el Banco Central, entre otros registros comerciales de deudas?…

En primer lugar debemos examinar el tiempo de cada deuda, teniendo presente el plazo que cada tipo de obligación tiene para prescribir. En otras palabras, si está próxima a prescribir la deuda, o ya prescribió, no tiene sentido refinanciar porque dichas deudas ya no son exigibles judicialmente. Es decir, el acreedor no podrá iniciar un juicio para cobrar la deuda porque ya habrá pasado el tiempo que la ley le permite para plantear una demanda judicial.

Además en estas situaciones se pagará un monto de dinero que ya no es exigible, como tampoco será el mismo monto de capital más intereses inicial, sino muchísimo mayor. Y al refinanciar, esa deuda con varios años de mora, se renovará la misma y será tenida como nueva deuda impidiendo salir del veraz o del Banco Central, por ejemplo.

Ahora, si la deuda es relativamente reciente en que la persona cae en mora, entre uno y dos años, se podrá preguntar de cuánto será la refinanciación, pero sin firmar ningún nuevo compromiso ni pagar ni un solo peso, para luego consultar con un profesional especializado en el tema, porque dichas refinanciaciones suelen multiplicar entre cinco y diez veces más la deuda total original, sin que exista garantías que ese será el monto final.

Así por ejemplo, a un cliente nuestro Alejandro C., tenía una deuda original de $3000 en el año 2008, y a Octubre de 2014 le ofrecían refinanciar a $17.500 sino le subirían aún más dicho monto, y de oferta!!!… Por suerte su deuda ya estaba prescrita y desafectamos su firma pudiendo salir del veraz a acceder a un crédito que tanto necesitaba por su familia.

En conclusión: No refinanciar ninguna deuda sin antes consultar con un profesional especializado. Verificar cuanto falta para que la misma prescriba, o si ya está prescripta (ver otros artículos en esta página). Y por último, si crees que te podemos ayudar con tu deuda, antes de cometer errores que luego traen serios dolores de cabeza, te comunicas con nosotros inmediatamente.

Roque López Homes
Abogado

www.comosalirdelveraz.com